Acerca de este blog.

Bienvenidos al mundo de este megamamífero herbívoro. Este blog de divulgación científica pretende informar acerca de diferentes temas y noticias dentro del mundo de la geología y la paleontología. ¡Disfrútenlo!

martes, 10 de julio de 2012

La historia de un femur de jardín

Vive en el jardín de una casa en Villavieja (Huila), solitario como lo ha estado desde hace millones de años, pero sin reflejar el paso de tanto tiempo: con una preservación que ni una crema anti-arrugas podría dar. Hace parte de la decoración de la casa de una adorable anciana, que no tiene mayor información sobre este hueso, más que su procedencia y que es de un animal extinto.

Femur de mamífero fósil 


Durante una de nuestras expediciones al Desierto de La Tatacoa, nos hospedamos en casa de una amable señora, cuyos años no sólo han traído canas, sino también una gran sabiduría, además de miles de historias anecdóticas. Al pasar por el jardín nos encontramos con este gran fémur de mamífero (posiblemente de un Toxodonte), que reposa entre las plantas fragmentado en 3 partes. 

Un ejemplo de Toxodonte: Pericotoxodon. Ilustración de Jorge Moreno (El pantano del purussaurus)


Pero esto no ocurre solamente en ese jardín: esta misma escena se repite tal vez en la mayoría de las casas de Villavieja, población colombiana donde los fósiles han pasado a formar parte integral de su propio hábitat, parte de la comunidad, como si cada uno de ellos fuera un habitante más. Lo más importante es que, como miembros de la comunidad, se les cuida, se les protege y se les respeta.

Aunque haya fósiles en el jardín de una casa, esto no significa que a los fósiles no se les de la importancia que merecen. Los habitantes de Villavieja se oponen a toda costa a la comercialización o tráfico de material paleontológico, y por esta razón están en contra de cualquier persona que quiera colectar los fósiles con fines económicos. Así que si algún día usted quisiera colectar unos cuantos fósiles para venderlos, mejor piénselo 2 veces, ya que los villaviejunos defenderán sus fósiles a capa y espada.

Esta sobreprotección no implica que no se le permita a los paleontólogos tener acceso a los fósiles. Por lo contrario, la gente de Villavieja, aunque con cierta prevención, es muy amable con los científicos que realmente quieren estudiar este material, y siempre se muestran colaboradores ante su presencia, siempre y cuando estas personas tengan los permisos necesarios para realizar su estudio.

La Tatacoa es un lugar hermoso para visitar y todos son bienvenidos. Si el objetivo de su visita es turístico, educativo o científico, encontrará todas las facilidades y comodidades que el desierto y sus habitantes le puedan brindar. Todos son bienvenidos, desde que sus intenciones sean las mejores. El desierto es para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario