Acerca de este blog.

Bienvenidos al mundo de este megamamífero herbívoro. Este blog de divulgación científica pretende informar acerca de diferentes temas y noticias dentro del mundo de la geología y la paleontología. Está dirigido a todo público, escrito de tal forma que no se necesite ser geólogo ni paleontólogo para entenderlo. ¡Disfrútenlo!

viernes, 4 de septiembre de 2015

Colombia, la tierra que olvidó a los paleontólogos

El día martes recibí un mensaje de mi colega Edwin Cadena, que me dejó muy conmovida y preocupada. Quise compartirlo hoy con ustedes para mostrarle mi apoyo y para sentar mi voz de protesta en contra de algunas instituciones colombianas que, tal vez por ignorancia, no asignan cargos a los profesionales que realmente se encuentran preparados para ejercerlos.

Edwin Cadena, PhD es un geólogo colombiano que ha dedicado su vida a la paleontología. Este joven científico tiene una larga carrera de investigación, que ha dirigido especialmente hacia el estudio de las tortugas y su evolución. Para mi ("en mi humilde opinión"), es el científico colombiano que mejor conoce este grupo de reptiles, y es un ejemplo para todos los colombianos que nos estamos formando en el área de la paleontología, por sus amplios conocimientos en evolución, anatomía, paleontología, geología, y su experiencia en campo.

A continuación comparto su mensaje:

"Apreciados Biólogos, Geólogos, Ecólogos, Geógrafos, Ingenieros Geólogos o cualquiera que sea su profesión, pero que se sienten PALEONTÓLOGOS por la ciencia y la labor que ejecutan:

Recientemente me postulé por segunda vez a un concurso docente en la UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER, Escuela de Biología, BUCARAMANGA, COLOMBIA, para un cargo en la materia de EVOLUCIÓN. Aunque soy Geólogo de formación, toda mi formación de postgrado e investigación ha estado centrada en entender la evolución de las tortugas del Neotrópico y otros lugares del mundo. Por segunda vez, mi postulación fue immediatamente rechazada por el simple hecho de NO SER BIÓLOGO. Ante esto formulé un recurso de apelación, el cual fue respondido ratificando que sin importar los conocimientos que se tengan en evolución, si su título de pregrado no dice BIÓLOGO, no puede ser contemplada su candidatura.

Esto muestra la visión un tanto cerrada de muchos departamentos y escuelas de Biología y Geología del país, y a la vez muestra lo difícil que es para los paleontólogos poder encontrar posiciones laborales que generalmente estan encasilladas en una etiqueta de Geología o Biología, pero no una multidisciplinariedad como lo es la Paleontología y otras ramas de la ciencia.


Comparto estos memes para que los difundan si se sienten identificados con la causa. Esta es una forma de protestar y al mismo tiempo de compartir la realidad discriminatoria que ocurre en algunos países de Latinoamérica, en particular en Colombia, frente a los PALEONTÓLOGOS. Los invito a que compartan ideas o proponer no solo mecanismos de protesta, sino también de cómo poder cambiar este panorama".


Desafortunadamente, en Colombia la paleontología es vista casi como una pseudociencia. Hace un par de años tuve la oportunidad de pertenecer a un grupo de Biología Teórica en una universidad de Colombia*. Todos en el grupo eran biólogos, excepto yo (geóloga, estudiante de doctorado en Paleontología). Cuando ingresé me pidieron que diera una charla sobre paleontología en general y su importancia, y que les contara más sobre mi labor.

Después de la charla, me llevé una enorme sorpresa cuando noté que todos se sorprendieron (valga la redundancia) al escuchar la forma como yo planteaba que la paleontología era la evidencia más clara de la evolución. A ellos nunca se les pasó por la cabeza eso, porque ven la paleontología como algo casi mitológico. Estaban un poco confundidos respecto a dicho tema.

De hecho, en esa universidad (y creo que en la mayoría de universidades de Colombia) no existe una materia de Paleontología en el programa de la carrera de Biología. La única forma como ellos ven la evolución es a través de la biología molecular (otra clara evidencia de la evolución) y de algunos conceptos puramente teóricos. Muchos la ven como un concepto casi abstracto (aunque obviamente aceptan que es real), no la ven como la vemos nosotros los paleontólogos, como un hecho, con pruebas. Cada vez que encuentro un fósil siento como si mirara la evolución directo a los ojos.

Estos son tan sólo dos ejemplos que reflejan la forma como las instituciones colombianas ven, o mejor, ignoran a la paleontología en Colombia. Es lamentable que estas cosas ocurran en nuestro país, en pleno Siglo XXI.

Ese mensaje de Edwin Cadena significó para mí un golpe muy bajo, porque no creo que exista en Colombia un biólogo (no-paleontólogo) que sea más competente que él para ejercer un cargo semejante. Y es un golpe muy bajo, no sólo porque él es una persona a la que aprecio mucho, sino porque además me roba todas las esperanzas... Si él no logró obtener un cargo así, ¿a qué podemos aspirar los demás? ¿Qué futuro me espera en mi país? ¿Acaso no tenemos derecho a vivir de nuestra ciencia en nuestro propio país? (ver entrada en mi blog de ensayos: Colombia, la pasión no es suficiente).

Edwin, te apoyo incondicionalmente y comparto tu indignación. Te admiro muchísimo y por eso te dedico esta entrada de mi blog. Esta es mi voz de protesta para que quienes me leen conozcan cuál es la realidad de los paleontólogos en Colombia. Colombia, la tierra del olvido... La tierra que olvidó a los paleontólogos, o simplemente nunca los conoció.


Si quieren conocer más acerca de Edwin Cadena, visiten su blog: PaleoT


*Me abstengo a dar el nombre de la universidad por respeto a mis compañeros de ese grupo, que no tienen la culpa de la estructura del programa que se diseñó para su carrera.



jueves, 19 de marzo de 2015

Primates del Eoceno de Sudamérica y el origen africano de los monos del Nuevo Mundo

A pesar de que el mundo conoció la noticia sobre este hallazgo en el mes de Febrero, quise publicarlo en mi blog porque “más vale tarde que nunca”. No quisiera dejarlo pasar por alto, debido a su gran importancia para la paleontología de Sudamérica y sobre todo para mí, ya que mi director de doctorado es uno de los autores de la publicación y ahora yo me he sumado como colaboradora de este proyecto.

Los primates platirrinos, o “monos del Nuevo Mundo”, son mamíferos inmigrantes cuyo registro fósil proviene de sedimentos del Terciario al Cuaternario de América del Sur y las Antillas Mayores del Caribe. El tiempo y lugar de origen de los platirrinos es uno de los temas más controversiales en la paleontología de primates, a pesar de que la mayoría de primatólogos han asumido una ancestralidad en el Paleógeno de África. Hasta ahora, los registros fósiles más antiguos de monos del Nuevo Mundo provenían de Salla, Bolivia, y datan de hace aproximadamente 26 millones de años (Oligoceno tardío). 

En el mes de febrero la revista Nature publicó un artículo (Bond et al., 2015) escrito por paleontólogos argentinos y estadounidenses, en el cual se reporta un nuevo hallazgo de un platirrino fósil, más antiguo que aquellos registrados hasta el momento. El descubrimiento hecho por Kenneth Campbell, del Museo de Historia Natural de Los Ángeles (Estados Unidos) y sus colegas, se ha producido en el yacimiento de Santa Rosa, en rocas de edad Eoceno (hace 55,8 a 33,9 millones de años), situado en la región de Acre en la Amazonia peruana, sobre el río Juruá. El equipo de paleontólogos trabajan analizando una rica concentración de restos de pequeños vertebrados, como marsupiales, ungulados y roedores.
Localidad fosilífera de Santa Rosa (Perú). Fotografía tomada de Campbell et al., (2004).

En dicha publicación fue reportado el descubrimiento de nuevos primates fósiles, que extienden el registro de este grupo de mamíferos en Sudamérica aproximadamente 10 millones de años atrás. Los nuevos especímenes son importantes para entender el origen y evolución temprana de los primates platirrinos modernos, porque presentan muy poco parecido a cualquier otro primate (extinto o viviente) sudamericano, pero en cambio muestran similitudes llamativas con antropoides del Eoceno de África. Así mismo, el análisis filogenético llevado a cabo sugiere una relación con primates africanos. 

El material reportado se trata de un molar superior completo y dos incompletos, y un molar inferior completo, todos ellos con una corona de morfología generalizada. Los molares superiores presentan similitudes incipientes con pequeños calitrícinos (los actuales titíes y tamarinos), pero con morfologías primitivas más cercanas a los antropoides del Paleógeno africano. Los molares inferiores también exhiben un patrón indudablemente similar a algunos antropoides africanos paleógenos. 

Molar superior de Perupithecus ucayaliensis (nueva especie descrita). Fotografía tomada de publicación en Nature.

Los especímenes de Santa Rosa, no sólo representan los monos del Nuevo Mundo más antiguos conocidos e insinúan fuertemente una ancestralidad africana, sino que también alteran las percepciones e interpretaciones previas de los morfotipos de monos del Nuevo Mundo primitivos. Adicionalmente, el descubrimiento de estos nuevos primates trae de nuevo a estrecha correspondencia el primer dato de aparición de roedores caviomorfos y primates en Sudamérica, pero surgen nuevas preguntas acerca del tiempo y medios de llegada de estos dos grupos de mamíferos al continente.

Más información:
Pueden encontrar la publicación de Nature en este link.


Referencias: 

Bond, M., Tejedor, M. F., Campbell Jr, K. E., Chornogubsky, L., Novo, N., y Goin, F. 2015. Eocene primates of South America and the African origins of New World monkeys. Nature.

Campbell Jr, K. E., Frailey, C. D., y Romero-Pittman, L. 2004. The Paleogene Santa Rosa local fauna of Amazonian Perú: geographic and geologic setting.Natural History Museum of Los Angeles County, Science Series, 40, 3-14.