Acerca de este blog.

Bienvenidos al mundo de este megamamífero herbívoro. Este blog de divulgación científica pretende informar acerca de diferentes temas y noticias dentro del mundo de la geología y la paleontología. ¡Disfrútenlo!

martes, 18 de diciembre de 2018

Pterosaurios con plumas similares a las de los dinosaurios

Un estudio que acaba de ser publicado en la revista Nature Ecology & Evolution muestra evidencias que indican que los pterosaurios tendrían plumas primitivas similares a las de muchos dinosaurios. Si alguno de ustedes se está preguntando “¿pero acaso los pterosaurios no son dinosaurios?”, la respuesta es ¡NO!. Los pterosaurios no son dinosaurios, son un grupo de arcosaurios independiente

Los pterosaurios fueron los primeros vertebrados en lograr un verdadero vuelo en forma de aleteo, pero debido a que este grupo no tiene representantes actuales (como sí ocurre con los dinosaurios: sus representantes actuales son las aves), muchas preguntas sobre su biología y estilo de vida siguen sin resolverse. 

Algunos fósiles hallados hace más de 100 años habían revelado que los pterosaurios poseían fibras similares a un pelaje en su cabeza y cuerpo. Inicialmente estas estructuras fueron llamadas “picnofibras” para diferenciarlas tanto de las plumas de las aves como del pelo de los mamíferos. Las picnofibras son particularmente enigmáticas, ya que sus afinidades y funciones no se comprenden completamente. 

Un nuevo estudio reportó el hallazgo de dos pterosaurios anurognátidos en los cuales se observan picnofibras con una excelente preservación, las cuales son morfológicamente diversas y muestran características diagnósticas de plumas. Algunas de estas características eran hasta ahora consideradas como únicas para los dinosaurios manirraptores. Se encontraron tres tipos diferentes de ramificaciones para estos filamentos, uno de ellos presente en el cuello, otro en la cabeza y otro en las membranas de las alas. Estas estructuras son notablemente similares a las plumas encontradas en muchos dinosaurios. 

Ilustración de un pterosaurio emplumado
(Yuan Zhang / Nature Ecology & Evolution)

Las alas de los pterosaurios estaban compuestas de piel, músculo y fibra, formando una estructura que por sí sola permitía el vuelo sin la necesidad de plumas de vuelo (como aquellas presentes en las alas de las aves actuales). Las picnofibras que tenían en sus alas eran pequeñas y agrupadas en forma de penachos, no eran grandes, alargadas y aplanadas como las plumas de las aves modernas. Por lo tanto, su función no estaba directamente relacionada con el vuelo y probablemente cumplían una función de aislamiento.

Los hallazgos publicados bien podrían implicar que las plumas tuvieron un origen mucho más antiguo de lo que se pensaba, en arcosaurios ancestrales, o que estas estructuras surgieron independientemente en los pterosaurios. La presencia de estructuras con morfología de plumas sugiere que los anurognátidos y potencialmente otros pterosaurios, poseían un denso recubrimiento filamentoso que probablemente funcionaba en la termorregulación, la detección táctil, la señalización y la aerodinámica.


NOTA: Quiero aprovechar esta entrada para recordarles algo muy importante, que todo el mundo debería tener claro. Y si usted es muy olvidadizo, por favor pegue esto en la puerta de su nevera:

Las aves son dinosaurios.

Los pterosaurios no son dinosaurios.

Las aves no tienen nada que ver con los pterosaurios.


Fuentes:
–  Yang, Z., Jiang, B., McNamara, M. E., Kearns, S. L., Pittman, M., Kaye, T. G., Orr, P. J., Xu, X. y Benton, M. J. 2019. Pterosaur integumentary structures with complex feather-like branching. Nature Ecology & Evolution 3, 24–30
Ir a artículo 
–  Stunning fossils show pterosaurs had primitive feathers like dinosaurs
Ver nota


Si encuentras un error en esta entrada, por favor házmelo saber escribiendo en el campo de comentarios de este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario